La pesca al acecho, o stalk fishing, se trata de una pesca sigilosa en la que la movilidad y discreción lo son todo.

Para esto invertiremos algo de tiempo en buscar carpas alimentándose en la superficie cerca de la orilla, acercándonos lo más posible y colocando la carnada lo más delicadamente que podamos delante de ellas. Con esto y un poco de suerte la carpa tomará el cebo y tendremos una bonita captura.